Aniversario de la muerte de George Floyd: Justicia racial en EEUU, sin concretarse
Aniversario de la muerte de George Floyd: Justicia racial en EEUU, sin concretarse

Aniversario de la muerte de George Floyd: Justicia racial en EEUU, sin concretarse

La muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis y las protestas que estallaron en respuesta en todo el mundo parecieron para muchos observadores el catalizador necesario para una resolución nacional sobre el racismo en la policía.

Durante más de nueve minutos, un policía blanco presionó su rodilla contra el cuello de Floyd, un hombre de raza negra que decía con dificultad: “No puedo respirar”, las cuales también fueron las últimas palabras de Eric Garner en 2014. Las imágenes del video del asesinato de Floyd, el 25 de mayo de 2020, fueron tan impactantes que las exigencias de un cambio llegaron de todo Estados Unidos.

Pero en medio de la mortífera pandemia de coronavirus, la incertidumbre económica y unas elecciones presidenciales estadounidenses divisorias, 2020 terminó sin el tipo de reformas policiales importantes que muchos esperaban y otros temían. Luego, 2021 y 2022 tampoco rindieron mucho progreso.

Ahora, tres años después del asesinato de Floyd, los proponentes de medidas federales —como prohibir las llaves de estrangulamiento y cambiar las llamadas protecciones de inmunidad calificada para las agencias policiales— aún esperan señales de cambio. La muerte a golpes de Tyre Nichols a manos de policías de Memphis a principios de enero dejó al descubierto todo el tiempo que podría tomar.

Ayanna Pressley, representante demócrata de Massachusetts, dijo durante una conferencia de prensa reciente convocada por un colectivo Black Lives Matter que no ve evidencia de “justicia racial”.

“No juego con palabras como ‘justicia’”, dijo Pressley. “Eso tiene que ser algo de proporciones épicas. Y ciertamente no hemos visto una respuesta al linchamiento, la asfixia, la brutalidad, el asesinato de personas negras”.

DESDE 2020, ¿QUÉ HA PASADO EN MINNEAPOLIS?

Poco después del asesinato de Floyd, Minneapolis adoptó una serie de cambios, incluida la prohibición de usar llaves de estrangulamiento y restricciones en el cuello, y requerimientos de que los agentes traten de impedir que sus compañeros usen la fuerza de manera inapropiada. Los legisladores de Minnesota aprobaron apenas este mes paquetes de rendición de cuentas policial en el estado en 2020 y en 2021, así como restricciones estrictas sobre las órdenes de arresto sin llamar antes a la puerta.

La ciudad aún espera los resultados de una investigación federal sobre si su policía se ha involucrado en un “patrón o práctica” de labores policiales inconstitucionales o ilegales. Una pesquisa similar realizada por el Departamento de Derechos Humanos del estado condujo en marzo a lo que llamó “un acuerdo de conciliación aprobado por la corte” para reformar a la policía de la ciudad.

La investigación federal podría conducir a un acuerdo similar con la ciudad, pero separado. La policía en varias otras ciudades ya opera bajo tal supervisión por violaciones de los derechos civiles.

“Estamos cambiando la cultura de nuestro departamento de policía, para garantizar que nuestros agentes fortalezcan y conserven la confianza de toda nuestra comunidad”, afirmó el alcalde de Minneapolis, Jacob Fray, en un comunicado emitido el jueves.

Después de la muerte de Floyd, también hubo exigencias inmediatas para eliminar el financiamiento a la policía y, en cambio, financiar la vivienda pública y otros servicios. Pero una medida incluida en las boletas electorales que tenía raíces en ese movimiento fracasó incluso en algunos vecindarios con una población mayoritariamente negra.

Una revisión de The Associated Press del financiamiento de la policía encontró que algunos municipios en otros lugares hicieron recortes modestos que no cumplieron con los exhortos de los activistas.

¿QUÉ PASA EN MINNEAPOLIS ESTA SEMANA?

Mas de 100 personas se reunieron la noche del jueves en la Plaza George Floyd, la esquina en la que perdió la vida. El evento para recordar a Floyd incluyó música y danza, y se planeaba una vigilia con velas. El jefe de la policía de Minneapolis, Brian O’Hara, se presentó y habló con algunos de los presentes, y en cierto momento levantó su puño en señal de solidaridad.

Horas antes, cientos de flores y pancartas se mecían con el viento entre las enormes estatuas de puños en la plaza. Kendrick White y Georgio Wright, dos hombres de raza negra, aseguraron que visitan el lugar todos los días y encabezan recorridos para difundir lo sucedido.

Unos 20 estudiantes y profesores de una secundaria de California fueron parte de su grupo el jueves. Lee Fertig, director de The Nueva School en la comunidad de San Mateo, en la zona de la bahía de San Francisco, dijo que querían ver cómo se reconstruía la comunidad.

El gobernador Tim Walz declaró el jueves “Día en Memoria de George Floyd” en Minnesota, proclamando que “la verdadera justicia para George Floyd vendrá únicamente a través de un cambio real y sistemático para evitar que actos como este vuelvan a ocurrir”.

¿QUÉ PASÓ CON LOS AGENTES?

Derek Chauvin, el policía blanco que mató a Floyd, y los otros tres agentes que no frenaron a Chauvin durante el incidente, se encuentran en prisión. Chauvin fue sentenciado en un tribunal estatal a 22 años y medio de prisión por asesinato en segundo grado. Dos de los otros tres agentes se declararon culpables de ayudar al homicidio involuntario culposo y recibieron penas más cortas, mientras que un juez también condenó al tercer policía por ese cargo y aún espera sentencia.

Los cuatro agentes fueron condenados además por violar los derechos civiles de Floyd.

¿QUÉ SUCEDIÓ DESPUÉS DE LAS PROTESTAS?

En todo el mundo estallaron protestas contra la violencia racial y la brutalidad policial después del asesinato de Floyd, lo que reavivó el movimiento Black Lives Matter. En las redes sociales circularon videos de policías de Estados Unidos usando gas lacrimógeno y municiones menos letales como balas de goma, lo que avivó los llamados a la rendición de cuentas, la cual se ha producido básicamente en forma de acuerdos civiles.

La ciudad de Nueva York descubrió que 146 agentes incurrieron en actos indebidos durante las protestas, incluida la fuerza excesiva y la violencia, como un agente que condujo un automóvil contra los manifestantes. Las revisiones independientes en Filadelfia, Minneapolis y Los Ángeles también revelaron que esos departamentos no respondieron de manera adecuada.

En algunas ciudades, un puñado de agentes fue despedido. Algunos enfrentaron cargos penales: En Austin, Texas, 19 policías fueron encausados, pero pocos han sido condenados.

Minneapolis ha aceptado pagar millones de dólares en acuerdos con personas que alegaron que fueron víctimas de fuerza policial excesiva durante los disturbios registrados a raíz del asesinato de Floyd, que incluyeron el incendio de una estación de policía. Pocos agentes enfrentaron medidas disciplinarias.

¿QUÉ SUCEDE A NIVEL FEDERAL?

En 2020, la iniciativa de ley llamada Ley George Floyd de Justicia Policial mostraba algunas señales prometedoras. Prohibiría las llaves de estrangulamiento y las órdenes de arresto sin llamar antes a la puerta, como la que permitió que policías de Louisville mataran a Breonna Taylor. También crearía una base de datos con una lista de policías que fueron sancionados por mala conducta grave, entre otras medidas.

Al año siguiente, la Cámara de Representantes la aprobó, pero el Senado no logró un consenso.

El año pasado, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva que aplicaba elementos clave del proyecto de ley a las fuerzas del orden federal. El jueves, Biden renovó su exhorto al Congreso para que actúe a fin de generar “un cambio real y duradero a nivel estatal y local”.

“Insto al Congreso a que promulgue una reforma policial significativa y la envíe a mi escritorio. La firmaré”, dijo en un comunicado. “Seguiré haciendo todo lo que esté a mi alcance para luchar en el Congreso por la rendición de cuentas policial, y sigo dispuesto a trabajar con republicanos y demócratas por igual en soluciones genuinas”.

Mientras tanto, Pressley, la congresista de Massachusetts, impulsa la Ley de Terminación de Inmunidad Calificada, una medida que ha presentado cada año desde 2020.

¿QUÉ HAY DE LA FAMILIA FLOYD?

En los últimos tres años, los familiares de George Floyd han aparecido en mítines y han hablado en contra de la violencia policial. A los pocos días de la muerte de su hermano, Philonise Floyd testificó en una audiencia del Congreso sobre la reforma policial.

Mientras los familiares de Floyd y defensores de la reforma urgían cambios en la ley, la hija menor de George Floyd, Gianna Floyd, se reunió con Biden en la Casa Blanca en 2021. La foto de un infante de Marina que sostuvo abierta la puerta para la niña de 7 años se volvió viral.

Terrence Floyd, que vive en la ciudad de Nueva York, se convirtió en activista después del asesinato de su hermano y planeaba realizar el tercer evento conmemorativo anual en una iglesia de Harlem el jueves por la noche. Ha apoyado campañas de promoción del voto y promovido la música en homenaje a su hermano.

“Debes tener fe en que sucederá, porque no sucedió de la noche a la mañana para Martin Luther King Jr. o Malcolm X. No sucedió de la noche a la mañana para el reverendo Al Sharpton y el reverendo Jesse Jackson”, dijo sobre el cambio social significativo. “No puedes esperar que suceda de la noche a la mañana para nosotros, pero sucederá”.

Fuente: AP

FUENTE DEL ARTICULO

Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTENIDO PROMOCIONADO

Categorías

Publicaciones Recientes

Sobre el Editor

Jasson Mendez
Editor del Blog

Nuestra mision es complacer a todos nuestros usuarios sean clientes, lectores o simplemente visitantes, la experiencia merece la pena.

CONTENIDO PROMOCIONADO

CONTENIDO PROMOCIONADO

RD Vitual Copyright © 2022. Todos los Derechos Reservados.