Cómo los cambios en el estilo de vida y la modificación de los alimentos ayudan a curar el hígado graso

Cómo los cambios en el estilo de vida y la modificación de los alimentos ayudan a curar el hígado graso

La enfermedad hepática crónica es principalmente una enfermedad relacionada con el estilo de vida, siendo el sedentarismo un factor predisponente

Cómo los cambios en el estilo de vida y la modificación de los alimentos ayudan a curar el hígado graso

Imagen representativa. Noticias18

La enfermedad del hígado graso no alcohólico se ha convertido en una de las principales causas de enfermedad hepática crónica. Es principalmente una enfermedad relacionada con el estilo de vida, siendo el sedentarismo un factor predisponente. Hay otras causas como el consumo de alcohol, la hepatitis C, las enfermedades metabólicas del hígado que también pueden causar un hígado graso y deben descartarse.

El síndrome metabólico, es decir, los pacientes con obesidad, es decir, IMC > 30, diabetes mellitus, dislipidemia, hipotiroidismo, son propensos a desarrollar hígado graso y deben someterse a exámenes de detección. Ya no se considera una afección benigna y puede provocar una enfermedad hepática crónica y cirrosis hepática. La esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) es una etapa intermedia en la que la grasa en el hígado puede causar daño hepático.

Al igual que con otras enfermedades del estilo de vida, aquí la prevención es la cura.

  1. Peso

Es el tratamiento de elección para la enfermedad del hígado graso. Se recomienda una pérdida de peso gradual del 7 al 10 por ciento del peso corporal durante un año. La pérdida rápida de peso puede empeorar el hígado graso.

Reducir el número de calorías consumidas. Usar un estante de salud puede ayudarlo con esto.

Una dieta rica en frutas y verduras, cereales integrales es beneficiosa. Disminuya la ingesta de carbohidratos de arroz y alimentos ricos en almidón. Limite su consumo de grasas saturadas, que se encuentran en la carne, productos lácteos. Reemplácelos con grasas monoinsaturadas (aceites de oliva, canola y maní) y grasas poliinsaturadas (aceites de maíz, cártamo, soya y muchos tipos de nueces). Los ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa poliinsaturada que se encuentra en el pescado azul como el salmón, el aceite de linaza y las nueces, son beneficiosos. Deben evitarse los alimentos con un índice glucémico alto.

Reduzca la cantidad de sal y azúcar en su dieta. Evite las bebidas azucaradas como jugos, té.

El café con cafeína reduce el riesgo de fibrosis hepática en varias enfermedades hepáticas, incluida la NAFLD. Los estudios sugieren que es necesario beber más de dos tazas al día para obtener este beneficio, sin embargo, algunas personas no lo toleran bien.

Los alimentos que contienen vitamina E como las almendras, los cacahuetes, la calabaza y el aguacate reducen el daño hepático.

Haga ejercicio durante al menos 30 minutos cinco días a la semana. Elija un ejercicio de intensidad moderada (trotar, andar en bicicleta, nadar).

Si la dieta y el ejercicio no ayudan, puede unirse a un programa de pérdida de peso supervisado por un médico que emplee medicamentos. Existen terapias quirúrgicas y endoscópicas para bajar de peso que funcionan ya sea limitando la cantidad de alimentos que su estómago puede contener o reduciendo la cantidad de calorías que su cuerpo absorbe.

  1. Controla tu diabetes, colesterol

Junto con una dieta adecuada, es posible que se necesiten medicamentos. Se recomienda controlar regularmente los niveles de azúcar y lípidos en la sangre.

  1. Protege tu hígado

Evita beber alcohol.

Tome los medicamentos solo según las instrucciones.

Tenga cuidado al tomar suplementos dietéticos. Ciertas vitaminas y minerales, como la vitamina A, el hierro y la niacina, pueden ser perjudiciales para el hígado en dosis más altas de las necesarias o prescritas.

Consulte con su proveedor de atención médica antes de probar cualquier remedio a base de hierbas.

Un enfoque multidisciplinario del tratamiento que involucre a hepatólogos, nutricionistas, endocrinólogos y otros especialistas es esencial para manejar con éxito las condiciones metabólicas subyacentes asociadas con la enfermedad del hígado graso.

El autor es Consultor – Hepatología y Trasplante de Hígado en Global Hospital, Mumbai. Las vistas son personales.

Lee todos los Últimas noticias, Noticias de tendencias, Noticias de críquet, Noticias de Bollywood,
Noticias de la India y Noticias del espectáculo aquí. Siga con nosotros Facebook, Gorjeo y Instagram.

//platform.twitter.com/widgets.jshttps://platform.instagram.com/en_US/embeds.js

FUENTE DEL ARTICULO

Deja un comentario

CONTENIDO PROMOCIONADO

Categorías

Publicaciones Recientes

Sobre el Editor

Jasson Mendez
Editor del Blog

Nuestra mision es complacer a todos nuestros usuarios sean clientes, lectores o simplemente visitantes, la experiencia merece la pena.

CONTENIDO PROMOCIONADO

CONTENIDO PROMOCIONADO

RD Vitual Copyright © 2022. Todos los Derechos Reservados.