Redes sociales y apps, un campo abierto para los delincuentes

Redes sociales y apps, un campo abierto para los delincuentes

  • En el país cada vez son más comunes los hechos ilícitos cometidos a través de medios electrónicos, informáticos, telemáticos o de telecomunicaciones.

Santo Domingo, RD.- La  delincuencia permeó todos los aspectos de la vida. Sus tentáculos han hecho de las redes sociales un nicho para captar a sus víctimas. En la República Dominicana se han vuelto muy común las denuncias de estafas, robos y otros delitos, alguno de estos hechos terminan en tragedia, haciendo evidente lo vulnerable que somos cuando traemos a la realidad el mundo digital.

En el Reporte Especial con Julissa Céspedes se analiza cómo las redes sociales se han convertido en un campo abierto para los delincuentes.

La falsa sensación de seguridad que genera conocer a una persona por internet, es un anzuelo que algunos utilizan para atraer a sus víctimas.

Los crímenes y delitos de alta tecnología aumentan conforme el paso de los años. Según revelan indagaciones realizadas, en el 2013 las fiscalías recibieron 488 denuncias, en el 2014 bajaron a 415, el año siguiente fueron 356, en el 2016 unas 352 personas denunciaron haber sido víctima de estos delitos.

Quizás le puede interesar:

Para el 2017 las denuncias aumentaron de manera exponencial recibiendo las fiscalías de nuestro país un total de 2,835. En el año siguiente ya eran 4,002, en el 2019 aumentaron a 5,758. Para el 2020 denunciaron haber sido víctimas de la Ciberdelincuencia 4,331 personas, en el 2021 los casos aumentaron a 5,536, y entre enero y octubre del 2022 6,601 denuncias.

Sobre los casos

Por el auge de la delincuencia en el internet, las autoridades aúnan esfuerzos para combatir esta problemática. Un ejemplo de esto es el caso de Jésica Estrella Ramírez, alias Pamela, hecho que ocurrió el lunes 9 de enero del año en curso.

Según datos proporcionados por la institución del orden la detenida es  vinculada a una red criminal que rapta, agrede, asalta y extorsiona a personas con las que contacta a través de redes sociales, aplicaciones de citas amorosas y de servicios de taxi. El arresto se llevó a cabo en el sector La Ciénaga, del Distrito Nacional

Seis días antes, el 3 de enero, desmantelaron una red criminal que citaba personas a través de Tinder, Grinder, Bombo, Facebook, Instagram, WhatsApp y Badoo, para citar personas en ciertos lugares con el fin de asaltarlas. En la acción se apresaron cinco personas, entre ellos un venezolano.

Los detenidos son: Yildre Mejía Villa Rue, alias El Chamo, de nacionalidad venezolana; Jesús Ramón; Jilari Cordero Evangelista; Maes Gisel Díaz, conocida como la Más Codiciada y Alanna Michel Batista.

De acuerdo al informe, El Chamo y Jesús Ramón, en horas de la madrugada del pasado lunes 2 de enero con cuchillo en mano despojaron a un ciudadano de dos guillos de oro, una gorra, un perfume, una cadena, un reloj, dos celulares, y las sumas de 30 mil pesos y 400 dólares en efectivo. El hecho ocurrió en el sector La Ciénaga del Distrito Nacional. Pareciera que este sector es un centro de operación de los criminales.

Edades de los delincuentes

Otro caso que se debe traer a colación sucedió en agosto del 2022. En el cual la institución del orden informó sobre el arresto de al menos 4 integrantes de una banda que se dedicaban a la misma actividad delictiva. Las edades de los presuntos delincuentes comprendían de entre 18 y 22 años. Las detenciones ocurrieron tras operativos de inteligencia realizados en La Ciénaga, Guachupita y Villa María.

Los apresados fueron: Yilbre Yonkeiber Mejía Villa Ruel, de 21 años; Eddy Luis de la Cruz Alcántara, de 18; Diomedes Magallanes Aquino, de 22 y Miguelina Magallanes Aquino, de 18 señalados por supuestamente quitarle a sus víctimas dinero en efectivo, celulares, prendas y otros objetos.

Son modo de operación: contactar personas vía las citadas plataformas digitales, a través de perfiles falsos. Tras citarlos los asaltaban.

Vidas perdidas

Sin embargo, los asaltos no  son el único legado de las redes sociales, las pérdidas de vidas humanas también lo son.

El año pasado, Frederick Pérez Ventura de 32 años y Eddy Frías de 24 años perdieron la vida tras concertar un encuentro con sus verdugos a través de la app de GRINDR.

Grindr es una red social y aplicación de citas destinada a hombres gays y bisexuales que permite establecer comunicación con otros y localización geosocial, no todas las citas concertadas por la app terminar en tragedia, pero a veces, lo que comienza como un match en Grindr termina en un crimen.

Sobre los hechos

Frederick Pérez, quien murió en julio del 2022, sufrió tortura durante 12 horas. Después de consumar el crimen, sus verdugos pasearon en su carro, vendieron sus tenis, se fueron de compras y hasta usaron sus tarjetas bancarias para comprar comida y drogas.

Por el crimen guarda prisión Jeremy Rodríguez Evangelista, alias Mono Plata, de 20 años, Cristofer Arredondo, conocido como el Prota de 20 años y Reinaldo Antonio García alias Danger. Además de una menor de 16 años de edad que participó del hecho fue remitida a la jurisdicción de niños, niñas y adolescentes.

Transcurridos seis días del hallazgo el cuerpo de Frederick Pérez, se encontró en San Pedro de Macorís el cuerpo de otro hombre, esta vez con un cuchillo clavado en su corazón.

El cuerpo de Eddy Frías, de 24 años, fue encontrado en el sector Naime III de la referida provincia con una pasola al lado. Por el hecho, el cuerpo del orden arrestó a Johan Manuel Santana, mejor conocido como Peligro, de 21 años. El confeso homicida  aseguró que cometió el hecho porque el occiso se negó a pagarle 5,000 pesos que le ofreció  por Grindr para sostener relaciones sexuales.

Por el hecho también se encuentra detenido, Julio Alberto Rijo, de 26 años, y son perseguidos dos personas más.

Las víctimas de la comunidad LGBTI

Según revelaron miembros de la comunidad LGBTI al programa Reporte Especial con Julissa Céspedes, esta app es utilizada por hombres que mantienen relaciones sexuales con homosexuales por dinero. Sin embargo, en ocasiones es, justamente, la carnada para realizar el asalto.

Otro uso ilícito de la aplicación GRINDR es la extorsionar a los gays y bisexuales. Generalmente de dos maneras. En el primero se les piden fotos desnudas, con el fin de  chantajearlos de que si no pagan una suma indeterminada, la mostrarán a sus familiares y conocidos.

El segundo lo reveló la Policía Turística. El chantaje se realiza vía el delito conocido como  «sextorsión». Este ocurre cuando el extorsionista toma fotos durante el acto sexual o de las partes íntimas de la víctima para luego chantajearlo al exigir un pago bajo la amenaza de publicar las imágenes.

Las apps de transporte, otro nicho de la delincuencia

También forma parte del nicho de los ciberdelincuentes, las plataformas de transporte. Un caso que trascendió, ocurrido el 12 de enero del año en curso, la Policía Nacional informó del arresto de dos hombres integrantes de una red criminal que se dedica a solicitar los servicios de taxistas a través de reconocidas aplicaciones digitales, con el fin de despojarlos de sus pertenencias una vez lleguen a su lugar de destino.

En el caso que nos atañe, la policía apresó a los dos antisociales durante el citado operativo. El cual se  focalizó  en los sectores de María Auxiliadora, Mejoramiento Social, 27 de febrero, La Ciénaga, Guachupita, Los Guandules, Villa María y Villa Consuelo, del Distrito Nacional.

Los detenidos son Randy Mesa Bautista, alias Bobolo, y Eddy Rafael de la Rosa, conocido como Chuky. También resultó apresado para fines de investigación un motoconchista que los trasladaba en su motocicleta al momento del operativo.

Otro hecho que se volvió viral, ocurrió en noviembre del año pasado. Tres jóvenes intentaron asaltar a un taxista de Uber mientras utilizaban el servicio de transporte. El hecho quedó captado en video. En el mismo se observa a las féminas cuando le rociaron gas pimienta y le propinan varias puñaladas al conductor mientras el vehículo iba en movimiento.

Robos y estafas por medio de apps

Una amalgama de hechos delictivos pueden realizarse a través de las redes sociales y las apps. Uno de los hechos más recientes lo verifica. Se trata del caso de Jennifer Paulino, una estudiante de medicina que de Moca. Según trascendió fue victima de estafa al intentar comprar un carro Toyota Vitz a través de la página web corotos.com.

Paulino contactó al supuesto vendedor, con quien se puso de acuerdo para verlo antes de comprarlo. Con estos fines procedió a viajar a Santo Domingo con un mecánico. Paulino le pagó 410 mil pesos en efectivo al estafador.

Otra víctima fue un hombre de La Vega, quien denunció sufrir una estafa de aproximadamente 1,500 dólares por una persona que vendría a visitarlo al país desde Caracas, Venezuela.

Las estafas a través de las redes sociales se han convertido en una mina de oro para los delincuentes sin rostros. De acuerdo con datos de la Procuraduría a partir del  2019 las provincias en las que más denuncian se han presentado de la comisión de Delitos y Crímenes de Alta Tecnología es Santiago con 3,908. Le sigue Santo Domingo Este con un total de 3,878 denuncias en tres años.

Las penalidades

Según establece la ley 57-03 sobre delitos de alta tecnología. En el país cada vez son más comunes los hechos ilícitos que se cometen a través de medios electrónicos, informáticos, telemáticos o de telecomunicaciones. Estos se sancionan con la pena de tres meses a siete años de prisión y multa de diez a quinientas veces el salario mínimo.

FUENTE DEL ARTICULO

Deja un comentario

CONTENIDO PROMOCIONADO

Categorías

Publicaciones Recientes

Sobre el Editor

Jasson Mendez
Editor del Blog

Nuestra mision es complacer a todos nuestros usuarios sean clientes, lectores o simplemente visitantes, la experiencia merece la pena.

CONTENIDO PROMOCIONADO

CONTENIDO PROMOCIONADO

RD Vitual Copyright © 2022. Todos los Derechos Reservados.